was successfully added to your cart.

Carrito

Cómo optimizar tu espacio para hacer home office

Durante los días de contingencia sanitaria, derivada de la propagación del coronavirus (covid-19), debemos seguir las recomendaciones de la autoridades de la salud y permanecer en casa el mayor tiempo posible. Por eso, muchas empresas han optado por la opción de hacer home office.

Sin embargo, aún contando con las mejores herramientas para trabajar a distancia, hacer home office puede ser todo un reto, especialmente ahora, que no sólo estarás tú, sino toda tu familia o tus roomies en casa. A continuación te damos algunos consejos para optimizar tu espacio de trabajo y que este nuevo reto sea todo un éxito.

Conversa con tus compañeros de casa

Pueden ser tus papás, tu pareja y tus hijos o tus roomies, pero la comunicación es la clave del éxito. Habla con tus compañeros de casa, sobre a situación. Es importante que todos negocien el uso de los espacios, para que la convivencia sea cómoda.

Si tienes hijos

Si tus hijos son pequeños o si en tu casa hay adolescentes, el ruido puede ser un factor problemático. Siéntate con ellos y explícales por qué es importante ser respetuosos y mantener bajo el volumen de la música o la televisión. Seguramente, un par de audífonos pueden ser la solución que estás buscando. Otra opción puede ser permitirles subir el volumen durante una o dos horas, cuando tu jornada de trabajo haya terminado. Busca un punto intermedio en el que todos estén lo más cómodos posible.

Si tienes roomies

Es muy probable que a tus roomies también les hayan dado la opción de hacer home office, sientate con ellos y hablen de la necesidades que cada trabajo requiere. Por ejemplo, si alguno de ustedes tiene que hacer llamadas todo el día y otra persona necesita un área en silencio. Así, podrán repartirse las áreas para trabajar de manera equitativa. También, hagan acuerdos sobre los horarios para usar las áreas comunes, recuerda que  estarán pasando mucho tiempo dentro de casa.

Designa un espacio para trabajar

Lo ideal es que escojas un espacio para trabajar y sea permanente. Así, tendrás un lugar al cuál “llegar” y comenzarás una nueva rutina. También, esto te permite acondicionarlo a tu gusto y necesidades, más adelante te contamos cómo.

Suele ser muy tentador escoger tu recámara como área de trabajo, especialmente si duermes solo, pero es poco recomendable. Si mezclas tu área de trabajo con tu área de descanso, pronto te sentirás abrumado y sentirás que no descansas bien. También, evita las áreas comunes como la cocina o el cuarto donde está la televisión, porque interferirás las actividades de otras personas que quieran usarlas.

Busca un lugar con luz natural y evita las ventanas con vista a la calle, si te distraes con facilidad. De preferencia, selecciona un espacio cerca de una pared con enchufes, los vas a necesitar para tu computadora.

Adapta el espacio a tus necesidades de trabajo

Escoge mobiliario cómodo. Un escritorio o una mesa, una silla cómoda y una lámpara. Coloca tu computadora y la silla de manera que tu espalda de hacia una pared. Esto último será muy útil para cuando hagas video conferencias, porque no tendrás que preocuparte por lo que pasa detrás de ti. ¿Te imaginas a tus hijos pasando por ahí, en pijama, de camino a la cocina?

Lleva contigo la computadora, tu cargador y los utensilios que ocupas diariamente. Recuerda que eventualmente regresarás a la oficina, así que mantén en orden los documentos que llevarás contigo.

Respeta el horario de trabajo

Sólo porque estás trabajando desde casa no significa que estarás trabajando 24/7. Recuerda que tienes un horario de trabajo acordado previamente con tu empleador y es importante que lo respete. También, tú debes ser muy responsable, estar disponible para empezar la jornada a tiempo y respetar el tiempo de los demás. Por ejemplo, no le pidas a tus compañeros que te envíen archivos fuera del horario laboral ni les mandes mensajes haciendo preguntas al respecto.

Otros consejos

Marca límites a tu mascota

Sí, es tu mejor amigo, pero tu perro o tu gato pueden distraerte. Además, también pueden causar incidentes que dañen tu computadora o documentos impresos importantes. Por eso, te recomendamos mantener a tus mascotas a parte.

Limpia y ordena tu área de trabajo

Recuerda que estamos en una contingencia sanitaria, es vital que mantengas limpia tu área de trabajo. Desinfecta tus dispositivos móviles, el teclado y el mouse de tu computadora. También, limpia la superficie de tu escritorio.

Avisa a los demás antes de hacer una video conferencia

Ya hablamos sobre la importancia de la comunicación con los otros ocupantes de la casa. Si vas a comenzar una videoconferencia, avisa a tus compañeros unos minutos antes de empezar y diles aproximadamente cuánto tiempo durará, para estar seguro de que no habrá interrupciones.