was successfully added to your cart.

Carrito

ConsejosEvergreenProductividadProductos Kaspersky

Ciberseguridad: protege tu información durante el Home Office

Debido a la cuarentena que se está enfrentando a nivel mundial, ocasionada por el Coronavirus (Covid-19) , más y más empresas han optado por la alternativa del home office. Y precisamente por ello, las empresas están reforzando sus medidas de ciberseguridad.

En artículo anteriores, ya hablamos sobre algunos consejos para organizar el home office y en esta ocasión vamos a profundizar en el tema de la ciberseguridad. Ya sea que le permitas a tus colaboradores llevarse su equipo a casa o vayan a usar su computadora personal, es necesario revisar estas 4 medidas para proteger la información de tu empresa.

1. Protege los canales de comunicación

Cuando tus colaboradores trabajan en la oficina, sus equipos cuentan con todas las medidas de seguridad que tu empresa puede proporcionar. Sin embargo, si trabajan desde casa no tienes control sobre cuestiones como su proveedor de internet (ISP). Esto los vuelve vulnerables ante los ataques de cibercriminales.

Como compartimos hace algunos días, existen herramientas de software que te ayudarán durante el home office, pero varias de ellas requieren conexión a internet. Para prevenir los ciberataques, asegúrate de que estén configurados con una VPN de confianza y restringe las conexiones a los recursos de la empresa desde redes sin una VPN implementada.

2. Imparte un curso de ciberseguridad

Ahora que no tendrás cerca a sus compañeros de trabajo, la comunicación digital entre tus colaboradores va a ser la primera opción. Y será cada vez más común el uso del correo y de los chats, como el WhatssApp. Puede ser antes de enviar a tus colaboradores a hacer home office o puede ser a distancia, pero es primordial que les des un curso para prevenir los ciberataques.

Háblales sobre resguardar las contraseñas y pídeles que utilicen sólo el correo corporativo para compartir información sensible. Ya que los cibercriminales pueden suplantar a sus compañeros con algún correo que no sea el de la compañía.

3. Proporciona el equipo adecuado

Idealmente, si envías un colaborador a hacer home office, deberás hacerlo con una laptop corporativa. Por supuesto, esta debe estar protegida con las medidas de seguridad pertinentes. Por ejemplo, debes proporcionar la opción de separar los datos personales de los corporativos y poner restricciones a la instalación de programas. También deberás configurar los dispositivos para que realicen automáticamente las actualizaciones del sistema.

Si no puedes proporcionarles una laptop corporativa y tus colaboradores tendrán que utilizar un equipo personal, entonces pídeles que la lleven a la oficina, para que puedas optimizarlas. Instala un antivirus, para que puedan conectarse a redes corporativas y actualiza el sistema operativo. Algo muy importante es que te asegures de que ese equipo no será utilizado por nadie más.

4. Protege el acceso al equipo

No se trata sólo de crear contraseñas fuertes para la computadora. Desafortunadamente, fuera de la oficina, no tienes control sobre quién se acerca a la laptop en la que está trabajando tu colaborador. Y es que no sólo se trata de su familia o sus compañeros de casa, si tu colaborador trabaja en alguna cafetería, la pantalla del equipo está expuesta a muchas personas.

Háblale, para hacer conciencia sobre las medidas de ciberseguridad, que van más allá de instalar un antivirus.