was successfully added to your cart.

Carrito

Blog

¿Está lista tu empresa para la “nueva normalidad”?

Las autoridades de salud han anunciado que poco a poco se irán retomando las actividades hacia lo que ellos llaman la “nueva normalidad”. Preparamos este check list, para que revises algunas de las medidas debes tomar en cuenta antes de regresar a la oficina.

1. Consulta los comunicados oficiales de tu ciudad

Lo primero es confirmar en fuentes oficiales si las autoridades de la ciudad en donde están tus oficinas ya han autorizado el regreso a las actividades cotidianas. En varios casos, sólo se está permitiendo retomar actividades de primera necesidad.

No te confíes ni te descuides, lo mejor es no arriesgarse ni exponer a tu equipo de trabajo. Si ya autorizaron retomar las actividades, sopesa cuáles son los trabajos que se requiere que sean presenciales y cuáles es posible que continúen en home office.

2. Informa a tu equipo de trabajo

Una vez que has decidido quiénes sí es necesario y pueden regresar a la oficina, debes comunicarles las medidas de seguridad e higiene que se seguirán. Envíales un comunicado días antes de su regreso, para que se preparen y proporcionales un curso de capacitación al volver. Procura que sea breve, pero efectivo y designa a alguien que esté pendiente de que se cumplan las medidas.

3. Limpia y desinfecta todas las áreas

Coordina a tu equipo de intendencia para limpiar y desinfectar todos los espacios de la oficina, tanto las áreas comunes como las oficinas privadas, por lo menos un día antes de que se retomen las actividades. Tengan especial cuidado con las áreas en las que conviven varias personas, como el comedor y los sanitarios.

También, crea un cronograma de limpieza diaria. Y solicita a tus colaboradores que mantengas sus espacios ordenados, para facilitar la tarea. Por ejemplo, no deberán dejar objetos en sus escritorios ni lockers. Y el personal de intendencia deberá limpiar las superficies de los escritorios, el teclado y el mouse de las computadoras.

4. Revisa la ventilación

La ventilación debe ser, de preferencia, natural. Sin embargo, en el caso de los edificios altos, en los que no es posible abrir las ventanas, la ventilación sólo debe operar hacia el exterior. Está prohibida la recirculación del aire.

5. Coordina los flujos de entrada y salida

En caso de ser necesario, arma distintos horarios de entrada y salida de tu personal. Así, evitarás las aglomeraciones en las puertas, los pasillos y los elevadores. Puedes dividir los horarios en espacios de media hora ó 15 minutos. También, les ayudará a ellos para evitar las multitudes en el transporte público.

6. Coloca señalamientos

Coloca señalética para indicar el flujo de entrada y salida al interior de los establecimientos e inmuebles, filas de espera y asientos cancelados. Esto es especialmente importante para guardar el orden si tendrás flujos de entrada y salida de clientes.

También, puedes colocar letreros con las normas de seguridad e higiene que deberán seguir tanto los empleados como los clientes.

7. Instala filtros para identificar síntomas

Los filtros sanitarios ayudan a identificar algunos de los síntomas. Si alguna persona presenta síntomas, no podrá ingresar a las instalaciones y tendrá que seguir los procedimientos establecidos por las autoridades.

 

Recuerda que lo más importante ahora es cuidarte a ti mismo y a los demás. Sigue todas las indicaciones de las autoridades de salud. Para más información, consulta las recomendaciones para un retorno seguro al trabajo, en el sitio oficial del IMSS.

 

 

.